Fuentes pretende ser un pueblo intercultural