La lluvia no impidió que se viviera el ‘Domingo de Piñata’ del Carnaval 2016

El día amaneció sembrando de dudas la celebración de esta fiesta que pone el broche cada año al carnaval. No dejaba claro que tiempo iba hacer a la hora prevista para darse cita todo el mundo del carnaval. Que si sol, que si nubes, que si viento y lluvia, o despejado y claro: la duda estaba en el aire, y nunca mejor dicho.

Y fue bajo agua como arrancó la tarde. La carrera se quedaba vacía, aunque algunas de las agrupaciones locales no les importó el agua y cantando bajo la lluvia aguantaron el temporal. Y entre las letras, un sonido no dejó de sonar: "qué habrá pasado, qué habrá pasado, que todos los murguistas nos hemos juntao". Y así fue como juntos, unos y otros, cantaron y disfrutaron del carnaval mientras la lluvia caía sobre disfraces y decorado para la ocasión.

A pesar de ello, todo lo previsto por la organización para este día estaba en peligro: la entrega de los premios, los puntos de entretenimiento por la calle Carrera, y la batucada y charangas que, partiendo desde la Plaza de la Iglesia, debía llegar hasta el recinto ferial para producirse la tradicional ‘quema del entornao’. Pero, la climatología no podía dejar sin celebrar este gran día, y el cielo se abrió para regalar una tarde más de carnaval, la última del presente 2016.

Y así fue como todo se pudo llevar a cabo. La calle carrera se llenó de guasa con el ‘mascareo’, los disfraces dieron colorido, las agrupaciones pusieron música en el ambiente y, en general, entre todos, llenaron de emoción y vida el Domingo de Piñata.

Tras la entrega de premios de los concursos de disfraces, tanto de los bailes de disfraces del carnaval como de las máscaras por la carrera, realizada por la delegación de fiestas populares, en presencia del delegado de cultura, Luis Conde, y el alcalde de Fuentes de Andalucía, comenzó la marea de disfraces, agrupaciones, batucadas, charangas y orquestas callejeras, recorriendo la calle carrera hasta llegar al recinto ferial. Una vez allí, la fiesta y el baile siguió un rato más mientras iban dejando objetos quienes quisieron que estos ardieran junto al ‘entornao’.

Y finalmente comenzó arder ‘el entornao’ junto a disfraces y objetos confeccionados para la ocasión. Las llamas iluminaron una noche más, pero no una cualquiera. Se marchó la noche que puso el broche a un nuevo carnaval. La noche que guardará las ilusiones que han brotado, durante estos diez mágicos días, de las que poder tirarse en los momentos de flaqueza que surjan durante todo el año que resta desde hoy, hasta que vuelva a verse en el próximo calendario una nueva semana grande de nuestro municipio, una nueva semana de fiesta... un nuevo carnaval.

En breve publicaremos un reportaje en vídeo con la entrega de premios completa, las valoraciones de los creadores de los disfraces y de las agrupaciones, así como las imágenes que nos dejó este día, de principio a fin.

- (pdf) Nota de prensa: