Otro partido loco en “El Barancón”: C.D. Fuentes (3-4) C.D. El Tinte de Utrera

Segundo partido consecutivo en casa en el que el marcador termina con un resultado poco habitual en el fútbol. En esta ocasión, fue el visitante quien le volteó una ventaja de dos goles para terminar llevándose los tres puntos a tierras utreranas.

El partido comenzaba de la mejor forma posible para todo entrenador que plantea y prepara un partido; un gol a los primeros minutos de partido, obra de Juanan, que ponía las cosas de cara para el conjunto fontaniego. Pero, si un gol no fuera suficiente, los hombres de Tito volvieron a perforar la red con un segundo tanto, en esta ocasión de José Antonio, que parecía presagiar una mañana plácida en cuanto a sumar algo positivo. Sin embargo, antes de marcharnos al descanso, llegaría un gol psicológico que haría tambalear los sólidos cimientos construidos hasta el momento. Iván Navarro recortaba distancias en los últimos minutos de la primera parte. El partido quedaba muy vivo para la segunda parte.

La segunda comenzó con un C.D. Fuentes intentando controlar el partido, e intentar cazar una contra que matara el partido con un tercer gol. Pero lejos de esta situación, Cristián daba la vuelta al partido en apenas tres minutos. El mazazo era de tal magnitud, que el equipo tardó en reaccionar. Pero al final lo hizo, y lo logró con un tanto de Manolo Lora, el cual significaba volver a igualar el encuentro. Y cuando ya este resultado parecía que sería el definitivo, de nuevo Iván Navarro, como hiciera en los últimos minutos de la primera parte, hizo lo mismo en esta segunda, y al filo del pitido final, marcó el tanto que suponía los tres puntos para el rival.

Resaltar que el técnico, Tito, solo pudo disponer de un solo cambio en la convocatoria, ya que solo pudo contar para este partido con doce jugadores, el once inicial, y un solo jugador para cambiar. Una clara desventaja con respecto a tu rival, el no poder modificar tu planteamiento táctico y, fundamentalmente, poder dar descanso a los tuyos.

De nuevo una derrota en casa, donde no gana desde febrero, cuando lo hiciera por un gol a cero Aguadulce, en vísperas de Carnavales. Ya solo resta una jornada para finalizar la Liga, y el equipo se juega la opción de ser octavo, ante un rival, Estepa Industrial, que ha perdido sus opciones de ascenso con la derrota por dos a uno contra Cantarrana.