La “marea rosa” volvió a recorrer las calles fontaniegas en la lucha contra el cáncer

Por quinto año consecutivo, el pueblo fontaniego se volcó con este acto solidario acompañando la causa en el recorrido por las calles fontaniegas, formando una auténtica marea rosa serpenteando el mapa urbanístico del municipio.

La tarde comenzaba en la Caseta Municipal. Allí iba llegando la gente y se concentraba al calor de una merienda en buena compañía. Mientras degustaban los alimentos, la espera se hacía más dulce además de entretenida en el fragor de la charla con familia, amigos y vecinos. Tras esta, encabezados por la pancarta de la asociación contra el cáncer, la comitiva arrancaba a andar recorriendo el municipio; este año variaron el recorrido, siendo más largo que años anteriores.

La marcha dejaba imágenes preciosas en el suelo firme, mientras dos parapentes surcaban el cielo recogiendo estas preciosas instantáneas desde las alturas. Y caminando, caminando, llegaron al destino, el Paseo San Fernando, donde se pondría el broche final al evento con varias intervenciones programadas. Intervino primeramente la presidenta de la asociación contra el cáncer fontaniega, Ana Sánchez, quien agradeció a todos los integrantes de la marcha, a los colaboradores, y al ayuntamiento por su entera disposición para todo aquello que lo han requerido o necesitado. A continuación, Mari Carmen informó  a los presentes de unas jornadas de divulgación médica contra el cáncer de mama que se va a celebrar próximamente en Fuentes de Andalucía. Posteriormente, se acercó al micrófono la madre de un chico con una grave enfermedad, Hugo, que ha de ser operado urgentemente. La operación no puede realizarse en España, tiene que hacerse en París, y además hacerse lo más pronto posible, por ello sus padres, Mari Carmen y Cristóbal, se han movilizado y han conseguido, en un tiempo exprés, reunir el dinero con la ayuda de las instituciones, asociaciones, familia, vecinos y amigos. Con la intención de dar las gracias se acercó Mari Carmen al atril, pero las lágrimas no le dejaron articular palabra. Por último, cerró las intervenciones José Antonio Márquez Atienza. Un vecino fontaniego que padece una enfermedad, linfoma de hodgkin, fue el encargado de leer el manifiesto de este año. Unas palabras cargadas de positivismo, como el que el mismo emplea para luchar contra su enfermedad, y con esa idea y propósito, la de trasladar ese espíritu positivista y de lucha, pregonó su lectura a los presentes.

Este año se confeccionaron rosas, que se vendieron para ayudar en la recaudación, para pincharlas en un lazo. Tras las intervenciones, se abrió el turno para colocarlas. Todos los que quisieron, pincharon la suya propia en el lazo, y para los que no tenían, o querían guardarse la suya de recuerdo, se hicieron algunas más que pudieron colocar todos aquellos que lo desearon. Además de estas rosas, para recaudar fondos este año, se volvieron a vender camisetas, unas 370, gafas, 100 en total, y 25 bolsas de compra, y además de multitud de pulseras, que la organización no tiene todavía los datos exactos del número de ventas.

Próximamente publicaremos una galería gráfica con el resto de imágenes que nos dejó el evento, así como, también emitiremos en TV un reportaje, el cual, también subiremos a internet y podrán verlo a través de la web del Ayuntamiento o del canal de youtube.