El Gabinete de Comunicación os desea unas felices fiestas

Tras todo un año de vaivenes por la sinuosa senda de la vida, llega la primera de las paradas de un nuevo periodo navideño, el que hoy se abre oficialmente con la ‘Noche Buena’.

Cada año, cerramos un periplo de fiestas navideñas, y con él arrancamos una última hoja de nuestro calendario para volver a colgar uno nuevo con ilusión unos, con ganas otros, con incertidumbre muchos, pero casi todos con el deseo de que el siguiente sea mejor que el que hemos dejado atrás; o al menos no peor, como dirían también algunos.

Y cada año, también comenzamos este con nuestra agenda cargada de nuevos propósitos, proyectos, ideas e inquietudes por desarrollar y cumplirse. Nos proponemos multitud de planes, para luego emprender unos, lograr otros, o quedarse en el tintero muchos, por falta de tiempo, o quizás porque las expectativas fueron demasiado exigentes, o no supimos calcularlas con una mayor exactitud.

Pues bien, este año, en el presente mensaje de navidad, me gustaría pediros, por un lado, que no esperemos a un nuevo calendario para llenarnos de ilusión, de ganas o deseos, y que tampoco necesitemos de unas fechas señaladas para programar nuevos proyectos o ideas, sino más bien, que queramos ganarle la partida al tiempo, y que seamos capaces de no esperar tanto, quizás demasiado, para darnos cuenta de lo que tenemos a nuestro lado. Y sí, has leído bien, a nuestro lado. Ese debe ser nuestro mayor propósito: cuidar de quien tenemos al lado. Siempre hay alguien, recuerda, siempre tenemos a alguien, no estamos solos.

Y el propósito de estas navidades debe ser también empezar a vivirlas desde ya, desde hoy mismo, y tratar de hacerlo con nuestros seres queridos. Dejar a un lado metas o retos; dejar a un lado proyectos o iniciativas por emprender; dejar a un lado ciertas cosas, para dejarse llevar por el día a día y, lo más importante, por quien rellena esos huecos de cada casilla de nuestro calendario.

Ganemos la partida al tiempo. Sí, hay que programar, y proyectarse hacia el futuro, no está mal hacerlo de vez en cuando. Pero el mayor reto debe estar en el hoy. No olvidemos que, cada día, es el más importante: no hay mañana sin hoy, ni futuro sin presente. Todo aquello que hagas hoy, será la consecuencia inmediata de tu futuro más cercano. Así que, si queremos proponernos metas, comencemos por la más cercana, por el día de hoy, por cada día. Y propongámonoslo vivirlo no como si fuera el último, pero sí como si fuera el primero de aquello que inicias con todas las ganas e ilusiones del mundo. Empecemos juntos: ¿qué quiero hacer hoy?

Ese es nuestro deseo, y nuestro sencillo mensaje para estas fiestas, para el próximo año pero, sobre todo, para cada amanecer: comenzar a vivir el día a día, y hacerlo en compañía de quien deseas hacerlo.

Con este mensaje, desde el Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía, os deseamos que pasen unas felices fiestas, y un próspero año nuevo.

¡Felices Fiestas!