A remolque todo el encuentro: C.D. Fuentes (3-4) Puebla de Cazalla C.F.

Va terminando el campeonato y los objetivos van quedando definidos. Algunos para bien, porque están logrados o en las últimas batallas por conseguirlo, y otros para mal porque, o bien aún no han llegado, o por mucho que ganen lo que resta de este tampoco puedan conseguirlo.

El caso del conjunto fontaniego estaría encuadrado en el primer tipo, ya que este no tenía el ascenso como objetivo en la presente temporada, y sí comenzar un proyecto de cara a futuro. Un proyecto que atendiendo al juego desplegado, y al número de jugadores de la cantera que están saliendo al primer equipo, está alcanzándose sin duda alguna.

El rival de esta jornada, es de esos que están en el primer tipo pero en la "especialidad" de las últimas batallas por lograr su objetivo. Peleará hasta la última jornada por alcanzar una plaza de ascenso, y se le vio en este encuentro que se jugaban algo más que tres puntos. En la primera parte ya mandaban en el marcador: cero a dos, tantos de Sergio y Vladimir, que podía hacer presagiar un encuentro cómodo para los visitantes en la segunda mitad; sin embargo fue todo lo contrario. Si algo tiene el conjunto fontaniego es que no te da un partido por perdido, y menos en su campo. Así fue como en 15 minutos lograba la igualada gracias a los tantos de Antonio y de Juanan. Sin embargo, la alegría duró poco. En las siguientes jugadas al empate, La Puebla volvía a ponerse por delante en el marcador, en esta ocasión con un tanto de Orellana. Este último gol dejaba muy tocado al conjunto fontaniego. Fue un mazazo de agua fría ver como cuando logras la machada de igualar un cero a dos, en la siguiente jugada vuelves a estar por detrás en el marcador. Un golpe, que se hizo una herida aún más grande con un segundo gol, el cuarto del partido para el conjunto visitante, obra de José Antonio Vargas.

Tras este palo, el equipo se rehízo. Comenzó a levantarse del golpe, y mandar en el encuentro. Fruto también de que el rival quiso guardar la ropa, y aguantar un resultado muy favorable en cuanto a renta a favor, y tiempo restaba de encuentro. Fue entonces cuando el conjunto fontaniego le dio un susto, con el tanto de Francisco Ruiz a falta de cuatro minutos para el final, que hizo al conjunto visitante temer lo peor. Los hombres de "Tito" siguieron empujando hasta el último suspiro, pero la machada de volver a igualar una diferencia de dos goles abajo ya se hizo imposible.