Un golpe en casa que deja tocado al equipo: C.D. Fuentes (1-3) Badolatosa C.F.

Aturdido, tocado, medio noqueado. Así se quedó el conjunto fontaniego en el último partido de Liga. La derrota por un gol a tres en casa, ante un rival directo, deja al equipo con la sensación de que un tren importante se les ha marchado delante de ellos con rumbo... no sabemos con qué rumbo, pero lo cierto es que a no muy buen puerto.

El partido comenzó con una clarísima ocasión para los de Manuel Á. Álvarez que bien pudo cambiar el signo del choque. No lograron empujar el esférico en la misma boca de gol, cuando ya se cantaba desde la grada el primero de la tarde. Sin embargo, esta fue la primera y única ocasión clara de la primera parte, y prácticamente de todo el encuentro para el conjunto fontaniego. El choque se marchó al descanso con el luminoso reflejando un esperanzador 0-0.

En esos primeros cuarenta y cinco minutos, a pesar de que al equipo no se le ve claro a qué quiere jugar, o cuál es su modelo de juego, le pusieron entrega y coraje y con esto les bastó para manternerse seguro atrás y no encajar goles. Aunque la parcela ofensiva se quedara desierta como un auténtico solar. Prácticamente ni un solo disparo sobre los tres palos de la meta rival.

La segunda fue el desconcierto hecho patente. A las primeras de cambio, el conjunto fontaniego encajaba el primero, en un mal marcaje en un lanzamiento de córner, que permitió que los rivales remataran dos veces seguidas; y bien podrían incluso haber rematado cuántas hubieran querido. La tensión en la marca brilló por su ausencia, y la desaplicación defensiva le costó cara, muy cara.

A raíz de este tanto, el equipo se descompuso por completo. Si las ideas estaban poco claras hasta ese momento, a partir del tanto, las pocas que quedaran para revertir la situación no aparecieron ni por asomo. El conjunto rival, sin hacer nada del otro mundo durante todo el partido, creaba muchísimo peligro a la contra. La zaga defensiva, que por momentos defendía con tan solo tres hombres en los repliegues defensivos, sufría de lo lindo para frenar las contras del conjunto visitante. En una de tantas, se produjo un penalti que puso la sentencia al partido. Pero si todavía podía ir peor, en otra desaplicación en el repliegue, con todo un Fuentes volcado sin orden en el ataque, encajó el tercer tanto para alegría de los visitantes, y sorpresa de los locales, que veían como un rival directo se ponía en clara ventaja en el marcador en tu propio feudo, y que estaba a punto de llevarse los tres puntos para casa.

De aquí al final, tan solo una falta lanzada magistralmente por Jopito recortó distancias para, simplemente, maquillar un resultado, y una mala tarde de sábado, la cual, esperemos que no, puede haber significado el comienzo del fin en la presente categoría del conjunto fontaniego.