No supieron sellar la remontada: C.B. Sifusa Fuentes (44-48) C.B. Coronil

"Hasta el rabo todo es toro",  "Nunca se debe dar a un rival por muerto", "Hasta el pitido final no terminan los partidos". Cualquiera de estos refranes, en algunos casos, dichos deportivos en otros, pudiera servir de perfecto resumen a lo sucedido sobre la cancha del Pabellón de la Estación en el encuentro entre el Sifusa y Coronil.

Antes del comienzo del partido, se le rindió merecido homenaje, haciéndole pasillo de reconocimiento, a los jugadores benjamínes del Sifusa, quienes se han proclamado recientemente campeones de la Liga Sierra Sur. Con ellos, y con su entrenador, Francisco Malagón, estuvimos charlando en el último programa de Televisión, "Tiempo de Juego". En breve, podrán disfrutar de la entrevista, en la sección de videos del la presente Web del Ayuntamiento.

El conjunto fontaniego no estuvo por delante en el partido en ninguna fase del encuentro. Cada cuarto se marchaba con la ventaja rival. Si bien es cierto que los quintetos del Sifusa no le perdieron en ningún momento la cara al encuentro, no consiguió mandar en ninguno de los tiempos.

El primer cuarto comenzó disputado, aunque finalmente la diferencia cayó del lado visitante (8-11). En el segundo, el rival comenzó a poner tierra de por medio. Mejoró mucho en el acierto, y firmó un cuarto mejor que en el anterior en la parcela anotadora lo que amplío las diferencias entre ambos conjuntos (17-24). Así marcharían al descanso.

Tras el merecido refrigerio, el equipo salió a la cancha dispuesto a voltear la situación. Saltaron a la misma con todas las ilusiones del mundo. Había mucho en juego, casi medio "play-off". Pero las ganas no fueron suficientes para recortarle puntos a un rival muy sólido. Todo lo contrario, la renta se amplió aún un poco más (29-37).

Con este marcador, cuando todo parecía perdido, salió el espíritu guerrero y competitivo de este equipo. Comenzaron a tirar de casta, corazón y coraje. La diferencia cada vez era menor. El tiempo corría en contra del conjunto fontaniego quien le sobraban fuerzas para voltear la situación. Pero, al final, se quedó en la orilla. Cuando solo faltaba un minuto para terminar el coche, el conjunto fontaniego logró remontar el marcador, y mandaba uno arriba en el luminoso. Pero, "hasta el pitido final..."

El equipo no supo cerrar el partido. Cuando se había logrado lo más difícil, cuando todo parecía perdido, y sacaron fuerzas de donde no quedaba. Cuando el aro se convirtió en aliado. Cuando todo parecía estar escrito para narrar una épica deportiva, todo se vino abajo. El rival, con la cabeza más fría, supo jugar mejor estos últimos segundos. Y es que, como bien saben los amantes de este deporte, un segundo es un mundo en esto del baloncesto.

Buenísimos números de nuevo de Diego, quien anotara 30 puntos en el anterior, en el presente suma otros 15. Sigue también en la línea de toda la temporada un gran Juan Luis, con 13, quien se convierte en el jugador más determinante, de cara al acierto anotador, de todo el conjunto fontaniego. Y por último, Emilio con 6, deja un buen acierto, para ser el base del equipo.

Ya solo quedan cuatro finales, y tendrán que ganar los cuatro partidos para tener opciones de play-offs.