Naufragó cuando se avistaba tierra: C.D. Fuentes (0-2) U.P. Viso

Un choque de dos serios equipos que se fajaron de lo lindo en una mañana intempestiva. La lluvia y el viento azotó y de qué manera el Estadio de El Barrancón. No cesó de llover en todo el encuentro, y el viento aumentando su intensidad paulatinamente.

A pesar del temporal, se pudo vislumbrar un buen partido de dos equipos que se hicieron valedores de los números que reflejan en la tabla. Uno, el conjunto fontaniego, que llevaba una racha de siete encuentros consecutivos sumando en su feudo. Otro, el intratable líder, que solo sabe ganar en su casa  (diez de diez, y tan solo dos goles ha recibido como local), y que a domicilio presentaba unos números defensivos más que destacables: solo siete goles en contra.

Estos datos se hicieron patente sobre un césped que soportó muy bien el temporal. El equipo fontaniego salió metido en el encuentro. Mantuvo las líneas muy adelantadas durante todo el partido, y eso imposibilitaba que el conjunto visitante pudiera desplegar su juego con claridad. El equipo que dirige Ángel se veía obligado a enviar balones en largo a sus puntas.

No estaba cómodo el cuadro visitante, y el conjunto fontaniego llegó a disfrutar incluso de dos claras ocasiones. Una de ellas un lanzamiento de Manolo L. que se estrelló en el travesaño, la otra, un mano de Juanan que resolvió el meta Adri robándole el esférico de los pies. Si le quieres ganar a un equipo como el que visitaba hoy el Barrancón, tienes que aprovechar cualquier ocasión que se te presente. Ya se sabe lo que suele pasar en el mundo del fútbol, "si perdonas...

Y lo terminó pagando. Tras una primera excelente mitad del conjunto fontaniego, donde, visto lo desplegado por ambos conjuntos sobre el terreno de juego, no se diferenciaba la situación de ambos en la tabla, la segunda no le devolvió al equipo lo que este le brindó en el primer envite. Los segundos cuarenta y cinco minutos fueron injustos con los de Camilo León. En apenas 15 minutos, en dos centros, uno de córner desde el flanco derecho, y otro desde el costado izquierdo tras un saque de banda, llegaron dos remates de cabeza libres de marcas que supusieron los dos goles del equipo local; el primero de Chica, el segundo de Edu. Dos goles calcados, centros sin oposición, fallos en la marca, y remates a placer. Esto mató al equipo, al cual, de aquí al final, a pesar de que quedaban 25 minutos, el partido se le volvió un ver pasar los minutos más que un "arreón" del cuadro local por intentar una machada. El golpe fue demasiado duro, y no hubo forma de levantarse del mismo.

Sin embargo, tras el final del partido, el equipo está con la moral necesaria para afrontar los siguientes partidos. Son sabedores del buen papel que han hecho en el día de hoy. Del buen encuentro que han realizado fajándose en cada envite, no evitando el cuerpo a cuerpo, y luchando con enormes ganas por sacar algo positivo de un más que complicado encuentro; por el rival, y por el temporal. Además de este derroche físico, le han jugado de tú a tú a un intratable líder que cuenta con cinco jugadores de la primera andaluza.

Ahora toca coger fuerzas, recuperarse esta semana del gran despliegue de fuerzas derramado sobre un terreno de juego más que pesado para afrontar el próximo choque ante San Antonio con las garantías necesarias para lograr sumar fuera de casa.