Mientras la matemáticas no digan lo contrario hay que luchar: San Jerónimo C.D. Vs. C.D. Fuentes

No se pueden bajar los brazos. Por el orgullo personal, por respeto. Por respeto no solo a una afición que lo ha dado todo durante la temporada animando al equipo incondicionalmente, sino por respeto a uno mismo que debe siempre luchar hasta el final mientras queden opciones.

Solo quedan cuatro partidos. Más bien cuatro finales. Aún sigue dependiendo de sí mismo. Si el equipo lograr ganar sus encuentros, seguro logrará la permanencia.

El rival, será un equipo de la zona alta, tercer clasificado y en su cancha. Será por tanto un encuentro difícil en el que habrá que poner todo lo que se tenga en la mochila de las reservas para alcanzar los puntos necesarios para el objetivo.

Hay que seguir dando pasitos hacia adelante. Ser valientes, y aceptar las responsabilidades. Frenar los nervios, calmar la ansiedad, ser fríos en la espera y calientes en los ataques. Hay que saber jugar con las circunstancias y es el momento de demostrar que la tensión sufrida en temporadas anteriores ha servido para dotar de experiencia competitiva a unos jugadores que no es la primera vez que se ven las caras en estas lindes, sin ir más lejos, la pasada campaña.

Mucho ánimo, y... ¡a por todas!