La imaginería del retablo mayor de la Iglesia Sta Mª La Blanca regresa a su templo tras más de 1.300 visitas

Tras el asombroso éxito en Fuentes de Andalucía de la Exposición "In Secula Seculorum", con más de 1.300 visitas registradas, la imaginería del retablo mayor de la Iglesia Parroquial Santa María la Blanca vuelve a ocupar el emplazamiento habitual donde han permanecido a lo largo del tiempo, concretamente los últimos tres siglos.

La exposición abría sus puertas el pasado 04 de julio de 2014. Realizado el acto de presentación de la misma, a cargo de los responsables de la restauración, Agustín Martín de Soto, y Antonio Gamero Osuna, y en el cual participó el cura párroco de la localidad, José Antonio Martín, y el Alcalde, Miguel Fernández León, las esculturas pudieron ser visitadas en el Centro de Interpretación del Barroco hasta el pasado 27 de julio.

El éxito resultante de la exposición, por donde cada día pasaba más y más público, hizo que el plazo inicial previsto para clausurarla se fuera ampliando consecutivamente.

El trabajo realizado por todos aquellos que han participado en el proyecto de limpieza y consolidación, ha sido espectacular, grandioso. Bajo la dirección de A. Martín y A. Gamero, once alumnos de 3º y 4º curso de Grado de Restauración de la Universidad Hispalense, han permitido que siglos de historia se desempolven y recuperen su esplendor. Un total de diez figuras han visto renacer su fisionomía original gracias a este laborioso trabajo: la Virgen del Calvario, El Cristo de las Aguas, San Juan Evangelista, y dos Ángeles pasionarios situados en el ático del retablo; San Joaquín, San Pedro Apóstol, y Santa Ana en el cuerpo superior; San Pablo y San Sebastián, en el cuerpo inferior. Todas las imágenes pertenecen al siglo XVIII.

Pero, sin duda alguna, todo ello no hubiera sido posible sin la aportación del pueblo de Fuentes de Andalucía, junto con la colaboración de entes públicos como el Ayuntamiento, Arzobispado, Universidad de Sevilla, o privados, como la Comisión por la Restauración del templo. Los ciudadanos fontaniegos han sido, con su participación en la consecución de este éxito cultural, los verdaderos artífices de, tanto la limpieza de las imaginería del retablo mayor de la Iglesia Parroquial Santa María La Blanca, como la restauración del edificio en su conjunto, el cual, tras once años permaneciendo sus puertas cerradas, estas volverán abrirse de par en par, si todo marcha según plazos para el próximo 22 de noviembre, para el uso y disfrute, a la par que orgullo y satisfacción, del pueblo fontaniego.

 

 

Historia:

El retablo mayor de la Iglesia Santa María la Blanca debe sus trazas al artista José de la Barrera Adalid siendo esta la obra más temprana que se conoce del mismo. Este fue dorado y policromado por los hermanos por Miguel y Juan Francisco Sánchez Uceda, discípilo este último de Valdés Leal. Se comenzó a ejecutar en 1698 y responde a las características de un retablo de banco con sagrario, dos cuerpos, tres calles articuladas con columnas salomónicas y ático. De claro estilo barroco salomónico y realizado en madera tallada y policromada, toda su imaginería salió del taller sevillano de Pedro Roldán, a excepción de San Pedro que procede de otro retablo del templo, y la Virgen de la Nieves, obra esta de Jerónimo Hernández. Las esculturas fueron instaladas tras la reforma que sufrió la capilla en el postconcilio.