Ezequiel Martínez presentó su libro, Tierra y Mar, con un mensaje hacia nuestra tierra: "no perdáis vuestro paisaje, rio... fauna"

Cálida, afable, fue un rato de armonía entre amigos, entre un grupo humano que comparte una misma afición: el campo, la ganadería... la naturaleza.

El que fuera presentador, y director, durante más 21 años del programa de la Radio Televisión Andaluza, Canal Sur, Ezequiel Martínez, compartió un rato de su tiempo, ahora más suyo que nunca desde su jubilación, para ofrecer un trozo de su larga trayectoria dedicada a la naturaleza.

En la mesa se encontraban el presidente de la Cooperativa de Nuestra Señora del Rosario, Miguel Fernández Martín, lugar donde se realizó esta presentación; el Teniente Alcalde de la localidad, Francisco Martínez, quien asistió en nombre del Alcalde, Miguel Fernández León, al cual disculpó su ausencia a causa de una enfermedad; el responsable de la Editorial del libro, Editorial Páramo, Enrique P. González; y el protagonista del acto, el autor del libro, Ezequiel Martínez.

La primera intervención corrió a cargo de Francisco Martínez quien, antes de nada, quiso dar las gracias al presidente de la cooperativa (por dejarnos su casa) a Juan Morillo (por hacer de nexo) y a la Editorial (por la organización).

"En Fuentes de Andalucía, estamos teniendo en los último tiempos, una gran proliferación de escritores locales. Fue algo que comenté en la última presentación del libro de José Moreno, "La represión franquista en Fuentes de Andalucía". Pues si bien este libro no es de un escritor local, si habla mucho de lo local", confesó el Teniente Alcalde.

Francisco Martínez ofreció su valoración personal de la obra: "El libro comienza con unas palabras de Blas Infante, que los agricultores y ganadores os sentiréis muy identificados con ellas. Esta obra trasladada la dignidad al sector agrario, a la pesca, al medio ambiente, la ganadería"

"El presente libro nos puede dar la luz de las advertencias de la importancia y de los problemas a su vez que sufre este sector", finalizaba con estas palabras su intervención el Teniente Alcalde de la localidad.

A continuación, Enrique P. González Mestre, responsable de la Editorial del Páramo, de Córdoba, la cual edita la presente obra, ofreció unos detalles de la editorial en general, y del presente libro en particular. Una editorial que posee más de 100 libros publicados. La mayoría de los autores son locales, pero también de Andalucía y nacional: como Ezequiel o Julio Anguita, entre otros.

"No estamos muy lejos un pueblo Fuentes de otro, Córdoba. Nosotros como editorial no pedimos nada a la hora de realizar estas presentaciones: venimos montamos esto y solo pedimos que nos dejen vender los libros", apostilló el empresario.

Antes de dar paso a Ezequiel, Enrique P. ofreció su impresión de la obra: "el libro de Ezequiel resume los 21 años del que es, hasta la fecha, el programa más antiguo de la televisión. A la vez que lo leéis, podréis, como si fuera una película, recordar los muchos reportajes de la trayectoria del programa".

Y comenzó la esperada intervención del autor del libro. Ezequiel comenzó ofreciendo detalles de su vida, "tengo una casa en Mairena del Aljarafe, en la cual tengo un huerto". En su exposición, cómo no, aportó información meteorológica del tiempo, como si se tratara de un programa más de Televisión, un programa, en el que él mismo confiesa, además de informar, siempre ha sentido la responsabilidad de educar y ofrecer valores a la sociedad: "las calores han echado atrás las últimas cosechas de trigo y cereal. Las lluvias de estos últimos días ahora han venido muy bien antes de los 40 grados que vienen embalados, asomándose por el horizonte.

Ezequiel nace en 1948, es madrileño. Estudió Periodismo en la complutense y, posteriormente, realizó un Master en educación ambiental de la Uned y la Unesco. En 1992, como caído del cielo tras haber estado trabajando en radios como Cope, o Ser, llegó a Canal Sur, para comenzar la andadura del programa que hoy nos acontece: Tierra y Mar. Ezequiel tiene, además de este, varios libros escritos, "La odisea del viajero", es uno de ellos.

En su presentación, Ezequiel quiso hacer referencia al sector ganadero en materia laboral: "el ganadero activo es necesario que cumpla el 80 y 20 de los ingresos en relación a ingresos directos del campo, y a las ayudas por otro lado, para evitar fraudes". 

El escritor madrileño, andaluz de adopción, ofreció información acerca de Fuentes de Andalucía: "gran parte del perímetro de este término, 14.000 hectáreas, se dedica a la agricultura, luego es un pueblo eminentemente agrícola y ganadero". Ezequiel tuvo palabras de alabanza hacia la cooperativa local, de la cual dijo que, tener 1.200 socios como posee, es mucho decir de esta.

Ezequiel confesó que vino a Andalucía con la idea de estar un año o dos, para, posteriormente, regresar a Madrid. "Pero me enamoró tanto su tierra y si gente,  y además conocí a mi mujer, que encima tampoco es andaluza, es de Barcelona, y me quedé. Me siento andaluz por los cuatro  costados. Es cierto que tengo el acento de castilla pero cuando me tomo dos copitas de manzanilla ya me sale el acento andaluz", comentó en tono jocoso el escritor.

A continuación, Ezequiel quiso tener un guiño hacia la mujer. En la sala se encontraban algunas, que pertenecen a un taller de empleo de agricultura ecológica, y como bien es cierto que no es lo habitual en este mundo, el escritor "andaluz", les dedicó unas palabras: "la mujer es la sal de la vida. Si algunas de vosotras llevarais la economía del país, la llevaríais mejor que el ministro Montoro, sin duda alguna". Tras sus palabras, E. Martínez pidió un aplauso, de los allí presente, hacia las mujeres.

El escritor, comentó la importancia de la educación y de la formación, "como en la agricultura se lee poco periódico, se escucha más la radio y la televisión, siempre he procuraba mandaros un mensaje para que leyerais. Porque siempre he intentado educar y formar, no solo informar en la televisión". Para ejemplificar esta idea, esta necesidad de la formación, Ezequiel contó la anécdota del malogrado José Saramago, escritor portugués, en el acto de recogida del premio nobel de literatura,  una anécdota que incluyó en uno de los cierres que realizó en el programa "Tierra y Mar", y que se recoge en el libro. "Este señor, en referencia a J. Saramago, cuando fue a recoger el premio nobel de literatura dijo en Estocolmo, año 1998, diciembre: el hombre más sabio no sabía leer ni escribir. Se levantaba por la mañana para trabajar, en un pueblecito de Portugal, Azinhaga (el pueblo de José Saramago). De abuelos analfabetos, uno y otro. Cuando llegaban las heladas, estos se llevaban a los cerdos más pequeños a la cama para que sobrevivieran del frio. Para mí, estos hombres son los más sabios que he conocido.

Ezequiel continuó desgranando el contenido del libro que se presentaba: "en la presente obra tratamos de recoger tradiciones que se van perdiendo, como por ejemplo el segar con la hoz, que se ha perdido por completo". E. Martínez, hizo también un alegato a favor del Toro.

Para ir cerrando su exposición, hizo referencia a Fuentes de Andalucía: "en esta obra, también está presente el pueblo reflejado de Fuentes de Andalucía. De aquí es la familia Nobales y Escalera, quienes cuidan de sus animales, sus cuadras.. y de sus trabajadores. A María Fernández Escalera la conocí, una vez la convencí en un Sicab, para que hablara a cámara, no quería, pero sus hijos me ayudaron hacerlo.

Finalmente, Ezequiel argumentó por qué estamos aquí, en referencia a la presente presentación del libro, en Fuentes de Andalucía: "gracias a Morillo, con quien hemos ido a ver una zona de la localidad, donde esta tarde crecían unos girasoles... hemos ido a ver la zona del Aguacho -y no digo más, dijo el escritor-, y a ver el monumento en el "Parque de los luchadores por la libertad". El autor, lanzó un mensaje a los vecinos y vecinas: "no podéis perder el paisaje que tenéis, vuestros ríos, vuestra fauna.

Como colofón al acto, Ezequiel quiso hacerlo con dos citas como detalle hacia los presentes en la sala. La primera de Ghandi: "Vive sencillamente para que otros sencillamente vivan". Y la siguiente de Bertolt Brech: "Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles". Yo espero que seáis de estos últimos, de los que luchan toda la vida, confesó Ezequiel Martínez en su última palabra antes de cerrar el micro.

* ENTREVISTA (VIDEO); Hacer click en imagen para ver: