Exigencias del guión: C.B. Sifusa Fuentes (72-36) C.B. Las Cabezas

Los guiones se entregan a los actores para que interpreten el mismo y desarrollen la obra en cuestión. Pero, si algo tienen estos, es que dejan libre albedrío al toque personal del actor, que siempre debe de estar concentrado, y en buena lid, para resultar precisa y certera su actuación.

Pues bien, cual símil, el equipo hoy tenía un partido que exigía de su triunfo; por ser quien era el rival, el último clasificado, por ser en casa, para no sumar una segunda derrota consecutiva en cancha propia, y por necesidad clasificatoria: volver a los puestos de play offs.

Todo salió bien. La interpretación no dio lugar a la duda, ni dejo que el rival se creciera. En deporte no hay rival pequeño, y hay que poner lo máximo en cada enfrentamiento para llevarse la victoria. En esa línea, el primer cuarto fue contundente de cara al conjunto fontaniego (15-4). El segundo siguió la línea del primero, presión alta, acierto en el tiro, y contundente en defensa, lo que le permitió marcharse aún más en el marcador (29-16).

En la segunda parte, ambos conjuntos volvieron a la cancha para repetir el mismo guión que llevaban hasta la fecha: El Sifusa a no relajarse ni un ápice, y Las Cabezas a intentar maquillar el resultado y, por qué no, si cae una buena línea de puntos disputarle el encuentro al conjunto azulino. Pero no estaba el papel para borrones. La línea trazada estaba tan suficientemente bien definida que la filosofía del manual que tenían que desarrollar era una obra perfectamente estructurada. Al final del tercer cuarto casi doblan al rival en puntos (53-30).

En esta temática, el último capítulo de la historia fue ya de "Concha de Oro". La defensa no permitió más que 6 puntos en este cuarto, y el ataque se convirtió en un campo de tiro en el que el aro pareciera medir dos metros más de lo habitual, y las manos fueran auténticos rifles de asalto. La mirilla estaba fina, y donde ponían el ojo, ponían el balón. Así hasta finalmente doblar en el marcador al conjunto visitante. Mucho mérito esto último, por muy farolillo rojo que fuera el rival, y más si cabe cuando venía este de ganar su último encuentro, y el Sifusa de perder. Pero, ¡ay amigo mío!, cuando un guión está bien confeccionado, y además se interpreta bien... la obra final suele ser un éxito.

Los máximos anotadores del partido han sido, Juan Vicente, con 24 puntos, Juan Luis con 16, y Nacho con 13.