El premio "Educaciudad" ya está en casa

En el presente acto se firmó el pacto por la educación entre toda la comunidad educativa del municipio.

Ahora sí. Ahora puede decirse que el premio "Educaciudad" ha adquirido el sentido que necesitaba, está completo. Y lo está porque ya está en casa, porque todos los fontaniegos pudieron compartirlo juntos y en su tierra, con su gente.

Tras recogerse oficialmente el premio en Linares (Jaén), a este le faltaba algo para estar completo. Al acto formal solo pudieron asistir 25 personas representativas de la comunidad educativa, y mucha gente se merecía poder sentirse participe de un galardón que es de todos, y lo más importante: para todos. Conseguirlo ha supuesto un gran esfuerzo común, y lo justo es que el mundo educativo, y cualquier ciudadano que quisiera acudir al acto, tuviera la recompensa de participar de su presentación en la localidad.

La presentación del acto corrió a cargo de David Díaz. El cual realizó un magnífico desarrollo del guión introductorio, con toques de humor que hicieron reír, en más de una ocasión, a la multitud de público que se dio cita en el Salón de la Huerta.

Posteriormente, actúo el grupo de teatro del IES Alarifes Ruiz Florindo, quienes realizaron una representación teatral, Romeo y Julieta, de Nino Rota, de mucho nivel y de mucho mérito para el poco tiempo que tuvieron para prepararlo, apenas unos días. Tras esta, el Delegado Francisco Martínez dedicó unas palabras a los presentes, expresando su gratitud a todos por su colaboración en la obtención de tal reconocimiento, tan importante para el futuro de nuestros jóvenes, y por ende del municipio.

A continuación se reprodujo en el salón un cortometraje explicativo del proyecto, muy simbólico y cargado de emoción y sentimiento. Un video obra de Francisco Palacios y José Bejarano, en el que participaron gran parte de la comunidad educativa del municipio, así como representantes institucionales, mientras se narraba un día cualquiera en la vida educativa de varios jóvenes del municipio.

Y tras estos prolegómenos rememorando el presente, llegó el momento de mirar al futuro. Para ello se procedió a realizar la firma del "Pacto por la Educación". En este acto simbólico, todos y cada uno de los responsables de los Centros Educativos, Ampas, Academias, Asociaciones, y agentes educativos, subieron al escenario para estampar su firma en un mural que quedará para la posteridad como los cimientos de una nueva sociedad del futuro, el comienzo de una nueva etapa en el municipio y la esperanza de muchos de nuestros jóvenes de hoy, que serán los hombres del mañana; previamente, semanas atrás, se firmaron los respectivos convenios educativos de colaboración entre estos representantes de la comunidad educativa y el Ayuntamiento.

Y para cerrar el acto, que mejor forma de hacerlo que con música. Y no cualquier música, sino la actuación de músicos que se han formado en la Escuela Musical de la localidad, "El Arpa", donde iniciaron sus estudios. El Dúo Obúlcula, formado por José Ángel García García (clarinete) y Marisa García García (piano), deleitaron al público con dos bellísimas piezas musicales.

El final de este acto no debe significar tal. No debe ser el final de nada, tan solo, en todo caso, el del acto en sí. Porque desde hoy, jueves 20 de noviembre de 2014, en adelante, el pacto por la educación debe preservarse, y deberá prevalecer por encima de otras muchas actuaciones, porque así, y solo así, pase lo que pase, la sociedad del mañana estará preparada para enfrentarse a cualquier desavenencia que pueda surgir en un futuro próximo. Porque así, y solo así, seremos una ciudad más justa, solidaria, implicada, comprometida, formada... educada.