Desde el Área de Comunicación os deseamos felices fiestas y un próspero año nuevo

Volverán las ramas de aquel viejo árbol a dejar caer sobre el asfalto aquellas hojas que menos resistan el peso del frio sobre sus puntas, pero habrá muchas que se sostengan con fuerza, que se agarren con ímpetu. Así debemos nosotros hacer lo mismo con nuestras ilusiones, con nuestros proyectos y emociones... con nuestra vida. Nada ni nadie debe hacernos soltar de aquello que nos da la vida, como aquel viejo árbol así hace con sus hojas.

¿Quién dijo que el invierno trae consigo el frio cuando el mes de diciembre nos acerca un nuevo 24? Es navidad, y el calor de esta deberá reconfortarnos más que nunca. Sabemos que también es tiempo de recuerdos, de nostalgia, algunos más tristes, otros menos, pero lo que nunca debemos olvidar es que siempre debemos buscar esa mano que nos abraza al calor de un fuego de media noche, o de una estufa, o de una manta. Porque todos debemos tener algo con que abrigarnos estas fiestas, y alguien quien lo haga junto a nosotros, y así... ¿quién dijo frio amigo mío?

Volverán las estrellas a surcar el firmamento. Algunas brillarán más que otras, algunas serán fugaces, pero siempre habrá una, más grande que ninguna, que iluminará nuestros corazones. Esa que nunca debemos olvidar, esa que siempre está sobre nosotros, tú estrella, su estrella... nuestra estrella.

Es tiempo de dejar volar nuestra imaginación, “hacia el infinito y más allá”, como diría esa expresión cinematográfica. Y es que viene de lujo en esta carta. Porque no debe haber fronteras en nuestras ilusiones, no debe haber límites en nuestros sueños. Nadie deberá cerrarnos la puerta del mañana, porque solo tú eres dueño de tu destino. No lo olvides nunca.

Nunca sabremos qué habría pasado si no lo hacemos. Dejar en el aire, qué podría haber sucedido, es algo que nunca debemos perder el tiempo en hacerlo. Levántate y hazlo, toma las decisiones que siempre tuviste en la mente, encara el futuro con las energías que da el saber que haces lo que debes, cuando debes, y solo cuando es el momento justo de hacerlo, es decir, siempre.

Volverán a surcar los cielos. Volverán a navegar. Todo vuelve siempre a su fuero, cada pieza suele encajar donde debe, solo es cuestión de que encuentres la tuya, y halles el lugar justo donde colocarla. Siempre hay un hueco para todo, siempre hay un espacio para ti.

El Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía, a través del Área de Comunicación, os desea felices fiestas y un próspero año nuevo y, sobre todo, por encima de todo, que seáis felices y lo seáis en compañía de quien deseéis, porque lo bueno, acompañado, siempre es mejor.