Cambio de dinámica de inicio en una sólida cancha: C.B. Sifusa Fuentes (58-30) C.B. Los Alcores-U.P. Viso

El conjunto fontaniego adolecía de inicios de partido contundente. Salir metidos en los encuentros era un debe que no podía permitirse un equipo que quiere luchar por el ascenso hasta final de temporada. A pesar de estos inicios titubeantes, el carácter competitivo de sus jugadores les permitía voltear marcadores que solían comenzar muy adversos. 

Estaban convencidos, como así declaraban a micro abierto en el último programa de debate deportivo "Tiempo de Juego", que de logarse el salir enchufados a los partidos, pocos serían los partidos que se les escaparía al plantel fontaniego. A la primera, se cumple dicho pronóstico.

En el primer cuarto el equipo estaba diez puntos arriba en el marcador (14-4) y un rival que tan solo había ganado un encuentro hasta la fecha no veía la forma de meterse en un encuentro que cuando quisieron darse cuenta de donde estaban, ya tenían diez puntos en contra.

Si algún aspecto tenía que mejorar el conjunto fontaniego ese estaba en la parcela defensiva. Mejorarse los números en defensa era una de las claves para comenzar a cimentar el juego que le lleve a los puestos de play-offs. En el presente choque el sistema defensivo funcionó a la perfección, tan solo encajaron 30 puntos.

Pero, si a la parcela defensiva, le sumas un gran porcentaje de acierto en tus lanzamientos, el resultado está asegurado, y el ascenso se pondrá, al menos, a una distancia asequible. Unos números en ataque en el presente partido que dejan patente que el  equipo está afinando la puntería en el tramo final de Liga: 43% de acierto en tiros de dos puntos, 33% en tiros de tres, y un 75% en los tiros libres.

Combinando ambos conceptos, defensa férrea, y acierto anotador, el resultado en un partido es casi con toda seguridad a tu favor. Así fue como la diferencia inicial fue poco a poco ampliándose. Al descanso se marcharían trece puntos arriba. En los dos últimos tiempos, los sucesivos quintetos fontaniegos no cesaron en el ritmo de trabajo, y siguiendo la tónica de seguridad defensiva, mantuvo la diferencia en el tercer cuarto: catorce arriba (40-26). La efectividad sobre el aro también prosiguió en el último tiempo y el marcador terminó reflejando una superioridad manifiesta: casi treinta puntos de diferencia (58-30). Juan Luis, con 15 puntos, Diego, con 11, y Jesús Moreno, con 9, se encumbraron como los máximos anotadores del encuentro.