Un penalti in extremis quién sabe si salva una temporada. C.D. Fuentes (1-1) Diablos Rojos

El partido se perdía en la telaraña que había dispuesto el conjunto de Torreblanca. Un equipo con experiencia que vino hacer su partido, y lo cierto y verdad es que, no solo supo, sino que en muchas fases y facetas del juego, fue superior al conjunto fontaniego.

Los de Camilo León no tuvieron su mañana en los primeros cuarenta y cinco minutos de choque. A pesar de lucir un sol de justicia sobre el cielo de "El Barrancón", el primer tiempo fue más gris que claro para el C.D. Fuentes. No salía nada, no se daban tres pases seguidos, y todas las ocasiones caían del lado visitante, a excepción de un mano a mano de Paco Mochole que no cogió portería, y un gol que señaló en fuera de juego el colegiado que, ciertamente, desde nuestra posición de comentarista, nos pareció legal. En esas llegó el tanto de Diablos Rojo: Miguel remataba de cabeza un centro desde el costado izquierdo batiendo por alto a un José Mari, quien no pudo hacer nada por evitarlo.

Sin embargo, el equipo supo levantar la cabeza. En la segunda parte, con más corazón que fútbol, y a pesar de tener el viento en contra, el conjunto fontaniego consiguió maniatar al cuadro visitante, que ya no tocaba con la misma soltura en el centro del campo. Pero las ocasiones seguían sin hacer su aparición. El reloj se acercaba al final del partido y no se atisbaba signos del empate.

Todo fiel seguidor del C.D. Fuentes, convendrá que nunca puede decirse que un choque está visto para sentencia por difícil se la ponga la situación; grandes gestas se han disfrutado en el "El Barrancón". Y este encuentro tuvo de eso. A falta de cinco minutos, un penalti permitía a Paco Mochole enmendar su error en la primera parte y subir el empate al marcador. A partir de aquí, prácticamente no se jugó más. El conjunto fontaniego no disfrutó de ninguna ocasión más y el rival, con algo más de presencia sobre la meta defendida por José Mari, tampoco puso en peligro el resultado.

Finalmente un empate que sabe a triunfo visto lo visto sobre el césped ya que, no solo es un punto cuando se veían perdido los tres, sino que sirve para mantenerse igualado con este rival directo. El próximo conjunto al que se medirán los de Camilo, Herrera, será otro rival directo por la permanencia. Esperemos que el equipo logre la machada de sumar su primera victoria a domicilio de la temporada en un momento tan propicio y ante un rival tan señalado.

* ALINEACIONES DE AMBOS EQUIPOS: En breve

* RESULTADOS:

* CLASIFICACIÓN:

* PRÓXIMA JORNADA: