No siempre la suerte es esquiva: C.B. Sifusa Fuentes (62-60) C.B. Salpensa Utrera Basket

El encuentro tuvo dosis de emoción hasta el último minuto. Ambos conjuntos se entregaron a fondo con el objetivo de llevarse para su casillero una nueva victoria.

El conjunto fontaniego desplegó un muy buen juego en el primer cuarto, del que se marcharía con el marcador a favor (17-16). Sin embargo, todo cambió en el segundo. El conjunto visitante puso en práctica su estilo de juego, convirtiendo el partido en un ir y venir constante de zona a zona, lo que benefició y de qué manera al quinteto utrerano quien se marcharía al descanso con el tanteo a favor (30-33), volteando el marcador.

El tercer cuarto, hacía presagiar que esta tarde los puntos se marcharían para tierras utreranas. El equipo fontaniego no encontraba su mejor juego, perdía el balón demasiadas veces, y término el tercer cuarto de nuevo por debajo, y con una amplia renta (41-48).

Pero si algo tiene este equipo es que ni se rinde, ni baja los brazos, y siempre lucha hasta el final. El conjunto fontaniego salió con ganas de remontar y darle la vuelta al partido. Inicio el cuarto apretando en defensa como no lo había hecho hasta ese momento, con una alta intensidad en las marcas, y en ataque comenzó buscar la mejor opción. Esto propicio que, poco a poco, fuera recortándoles puntos al rival. Tanto fue así, que a falta de cuatro minutos el conjunto fontaniego se colocó cuatro puntos arriba en el marcador; había volteado el choque. No quedaba otra que apretarse en defensa, e intentar temporizar al máximo para pasará el tiempo lo más rápido posible. El conjunto utrerano no le perdió la cara al encuentro en ningún momento, y tras tres pérdidas consecutivas del quinteto fontaniego, se pusieron iguales en el marcador. Era el momento entonces de sacar de la chistera algo que matara definitivamente el encuentro y en esas aparecieron dos triples seguidos. Pero cuando ya parecía que no se escaparía, el cuadro visitante igualó de nuevo el choque con varios tiros de dos puntos... y se pusieron a tan sólo dos de igualar el choque una vez más. Para colmo, el equipo utrerano tuvo la última posesión para igualar o ganar el partido. Para suerte del conjunto fontaniego, el tiro no entró el Pabellón de la Estación vio cómo su equipo se llevaba una nueva victoria al casillero, tras un partido muy igualado y trabajado.

Como ven, la suerte, no siempre es esquiva.

Fuente: Diego Delgado Rivero