Los crímenes de "El Aguaucho", y todas las víctimas fontaniegas, descansan en paz

Llegó el día, se consumó el acto. La inauguración del Monumento en memoria de las mujeres fontaniegas asesinadas, en lo que se conoce como los crímenes de "El Aguaucho", y de todas las víctimas fontaniegas, pone el broche a un largo camino que bien puede marcarse como fecha de su inicio en 1999, con la obra "Crónica del Siglo XX" de José Moreno.

Entre medias, entre una fecha, 1999, y otra, el pasado domingo 23 de junio de 2013, hay un interludio entre ambas que gesta un mayor desarrollo de los numerosos actos que se han llevado a la práctica desde entonces; en una visita al alcalde de Fuentes de Andalucía (Miguel Fernández León), Juan Morillo le proponía iniciar una serie de actos y homenajes que culminaban un domingo para muchos cualquiera, para los fontaniegos: su memoria histórica, y la de toda Andalucía. Un domingo singular, especial, emotivo y sentimental, que pasará a la posteridad grabado en sus retinas. Se iniciaba un largo camino de rosas de la memoria.

El acto comenzaba con el recuerdo a la memoria de integrantes de la Comisión por la memoria histórica fontaniega, que hoy no se econtraban entre ellos. Jesús Cerro (integrante, muy activa y fundamental, en la Comisión) hacía mención de sus nombres: Rufino Villar, José Gómez Plaza, Sebastián Ruiz, Agustín Flores y Guillén Caro. A continuación, integrantes de la comisión, y familiares de las víctimas, hacían lectura de manifiesto en homenaje a sus mayores.

Al acto asistieron diversas personalidades, Diego Valderas Sosa (Vicepresidente de la Junta de Andalucía); Luis Naranjo (Presidente de la Memoria histórica democrática); Manuel González Lora (Delegado Provincial de Sevilla); y Miguel Fernández León (Alcalde de Fuentes de Andalucía).

Primeramente, el Teniente Alcalde Fuentes de Andalucía, (Francisco Martínez), daba las gracias a todos los asistentes, y presentaba a las personalidades, y daba paso a cada una de ellas para su intervención. La primera de ellas corrió a cargo del alcalde de la localidad, Miguel Fernández León. Antes de nada, M. Fernández quiso felicitar a todos los que han participado en la consecución de todos los actos que culminaban con esta inauguración: Paco Parra (autor del monumento); a los componentes de la obra de Teatro "El Romance del Auguacho" de la compañía de teatro "El Gallo Rojo"; a José Luis Tirado por su Documental "Fuentes de la Memoria"; a Virtudes Ávila (familiar que sobrevivió a los crímenes de "El Auguacho"); a los integrantes de la Comisión de la memoria histórica fontaniega; y en especial a todos los fontaniegos que un 14 de abril de 2011, día de la República, sembraron, en aquel parque donde se estaba realizando dicho acto, "Parque Molino de Viento", un árbol en señal de recuerdo y homenaje, por cada una de las 114 víctimas de aquellos hechos del verano de 1936. Antes de finalizar su intervención en la que realizó una retrospectiva del pasado histórico de la sociedad en su conjunto, y su configuración histórica del momento, Miguel Fernández León, hizo mención especial a la sensibilidad del Monumento, "el cual simboliza las ansias de libertad del ser humano, con la emergencia de las palomas", afirmó.

A continuación, Manolo González, delegado provincial de Sevilla, asistente al acto en representación del Presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, ante su imposibilidad para comparecer en dicho acto, comenzó su intervención agradeciendo a la Junta de Andalucía por actuar a modo de muro de contención sobre los recortes, y más recortes de Gobierno en general, y también en concreto en materia como la presente relacionada con la temática en cuestión sobre la memoria histórica. De la misma forma, quiso agradecer a los integrantes de la Comisión de la memoria histórica fontaniega, destacando a Jesús Cerro, a los que animó a seguir en la labor de tareas como la presente. Igualmente, quiso agradecer a los asistentes al acto, "vosotros representáis a la izquierda política y sindical", afirmó M. González. Y para cerrar su intervención, quiso destacar que solo hay una solución ante los problemas y trabas existentes de la sociedad en general, y no es otra "que la unión de todos los aquí presentes ya que, sin vosotros, no es posible solucionar la grave situación que vivimos".

Antes de continuar con las intervenciones, se procedía al descubrimiento de la bandera que cubría la esquela con los nombres de los asesinados durante la Guerra Civil. Con este gesto simbólico quedaba inaugurado el Monumento en homenaje a las mujeres asesinadas en el Aguaucho, y de todas las víctimas fontaniegas.

El Alcalde de Fuentes de Andalucía, Miguel Fernández León, El Vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, y Carmen Ruiz Fernández, hija del Alcalde Asesinado en aquel verano del 36, José Ruiz Martín, fueron los encargados de retirar la bandera de la República que envolvía la esquela instalada junto al Monumento.

Tras hacerlo (Carmen Ruiz) señalaba con el dedo el nombre de su padre, el primero de la larga lista de 114 personas asesinadas en el término municipal de Fuentes de Andalucía, que figuran en la esquela.

La siguiente intervención correspondió a Luis Naranjo. Tras el correspondiente saludo a los presentes, realizó un simil de la carga simbólica del acto, con una orquesta musical. L. Naranjo considera que "en una orquesta todos han de tocar armónicamente y, este tipo de causas como las de hoy: han de ser similar. Todos debemos aunar nuestros esfuerzos de la misma forma para reparar nuestros derechos aunque, en una orquesta como la de estas ocasiones, no tenga un solo director; todos somos directores de la misma". Para L. Naranjo, "actos como el de hoy son más necesarios que nunca". Naranjo considera "que el pozo que representa el Monumento que se inaugura, debe ser un pozo de luz que supere la oscuridad y tinieblas donde arrojaron a las víctimas". 

Por último, Diego Valderas, puso el broche con sus palabras al emotivo acto: "Me confieso emocionado de rendir homenaje a quienes lucharon por la República, me siento emocionado por recordar en este homenaje a las 114 víctimas, entre las que se encontraban su Alcalde, José Ruiz Gavira, y el segundo, Francisco Ávila, primer teniente de Alcalde". D. Valderas considera este lugar "uno de los más simbólicos y representativos de Andalucía en relación a la memoria histórica". El Vicepresidente de la Junta de Andalucía, quiso recordar especialmente a las cinco jóvenes asesinadas de entre 16 y 22 años, de las 27 mujeres asesinadas cruel y vilmente en "El Aguaucho".  D. Valderas afirma que "este acto servirá para rescatar la memoria de todas y cada una de ellas, y de las 114 víctimas de Fuentes de Andalucía". Igualmente, mientras narraba la única injusta e injustificada "causa  o motivo" por el que fueron asesinadas: "enarbolar una bandera de la República y dejar de trabajar en señal de protesta por la actitud de los patronos para con sus maridos y familias, que no les dejaban labrar la tierra para darles de comer", leyó los nombres de las cinco jóvenes violadas, vejadas y asesinadas, "para reseñar en la memoria de a quienes han intentado borrar, pero no lo han conseguido", las hermanas, Coral y Josefa García Lora (16 y 18 años), María Jesús Caro (18), Josefina Lora (18) y María León Becerril (22) De la misma forma, recordó a todos aquellos que han participado donando cualquier cantidad de los 10.800 euros que ha costado la construcción del Monumento, que ese acto servirá para saldar la deuda y cuenta de todos aquellos que murieron injustamente en aquel verano de 1936. Como cierre, y colofón a sus palabras, y al acto, D. Valderas, dejó una frase muy simbólica, representativa, y con gran carga emotiva: "el día de mañana, cuando vuestros hijos y nietos, juegen y paseen por este lugar, sus risas recorrerán este pozo, subirán por su figura y llegará alto... muy alto."

Con estas palabras daba por concluido el acto. Un acto que a buen seguro, como afirma Valderas, dejará huella en futuras generaciones. Antes de partir, se les entregó a los familiares unas flores para que la colocaran junto a los 114 árboles sembrados en honor  a las víctimas, junto con sus respectivos nombres. Finalmente, el himno de Andalucía, anteriormente lo hizo el himno de la República, puso el broche final a la inauguración del Monumento en memoria de las mujeres asesinadas en "El Aguaucho" y de todas las víctimas fontaniegas: "Descansen en paz".

 

* GALERÍA GRÁFICA: Hacer click en la imagen para acceder