El pregón de la Romería 2013 no solo emocionó, fue diferente

Mediodía del domingo de Pentecostés, 19 de mayo. Si alguien se esperaba, el discurrir natural de un pregón cualquiera... la sorpresa le golpeó de bruces. Si algo tuvo el presente pregón de las Fiestas y Romería a María Auxiliadora 2013, además de emoción por los cuatro costados, por las cuatros esquinas de la nueva parihuela que espera impaciente para subir a lomos de su contorno a su Virgen, es originalidad, notas familiares, arte , letra y música... en todo su recorrido.

El sonar de un tamboril, y una flauta rociera, a cargo de Antonio Gómez Fernández, inundaba el Ex-Convento de San José de un aroma especial, un aroma que acariciaba el aire, trayendo a escena una fiesta que se pregonaría instantes después. Subido en la planta superior, Antonio hacia emanar una música, cual luz le acompañaba en el ventanal, que iluminaba a los presentes. Los muros comenzaban a rebotar el singular soniquete y el ambiente se cargaba de sentimientos.

Un pasito, dos, uno tras otro hasta los escalones del altar. Un escalón, dos, y Teresa Moreno Beltrán, Teniente Hermana Mayor de la Hermandad, subía al atril para presentar al pregonero de este año 2013: su marido, Francis J. González. Con lágrimas en los ojos, en ciertas partes del recorrido de su mirada en cada línea de su lectura, Teresa transmitía la sensación de que lo que a continuación sucedería sería el culminar de un largo proceso de recogimiento que necesitaba ser compartido con los demás, un anhelo de que llegara el día y la hora. Teresa estaba premonizando el gran momento que estábamos a punto de presenciar los allí presentes.

La presentadora dejó atrás un reguero de emoción a cada paso en su regreso a su asiento. El pregonero ya estaba listo. Ya tenía lo que su fervor sentimiento necesitaba. Aunque los nervios muchas veces impriman una marcha menos a las ganas, en esta ocasión, estos no fueron más que estímulos de fe, descargas de inquietud, y dosis de empuje hacia un altar en el que una guitarra hacia las funciones de guardián de su atril. Caminó despacio, firme pero despacio, subió con calma, dio un sorbo de agua, respiró hondo, y comenzó un recitar de versos, que impregnó el templo de devoción hacia su Virgen.

Tras una extensa poesía de introito donde el pregonero resumía la historia de la devoción a la Virgen Auxiliadora en tierras fontaniegas, llegó la pertinente petición de venía, y la disertación continuó, comenzando con el rezo de un particular rosario donde no dejó atrás aspectos de actualidad, saliendo a la palestra Benedicto XVI y el papa Francisco, la defensa de la vida, la falta de vocaciones, cambios en la Iglesia para el siglo XXI, y la grave situación por la que atraviesan muchas familias con necesidades, culminando con una poesía en la que hacía alusión al cambio de la ofrenda de flores de este año por ofrenda de alimentos, que convertirán, en palabras del pregonero, el cetro de la Virgen en cuchara santa y bendita. 

El pregón continuó, comenzando la parte más emotiva, dulce y cariñosa, en el tramo que Francis le dedicó a su hijo Martín, describiéndole al Hijo de la Virgen como su mejor amigo. Una estructura en su recitar, que denotaba sus dotes para la escritura y la composición narrativa y que a partir de este momento se convirtió en el hilo conductor del pregón. Él le fue contando a su hijo la devoción a la Virgen de don Bosco en Fuentes.

Pero no solo el noble arte de la escritura recorre los dedos de Francis, también el de la música; una música que le corre por las venas. Y en su honor, y con ella, incorporó creatividad a la estructura natural de un pregón, añadiendo varias piezas musicales, acompañándolas él mismo a la guitarra, e interpretadas con cariño por amigos, y con especial sentimiento y emoción cuando lo hizo su mujer. De este modo, Antonio Díaz Parrado y Diego González Ruiz, cantaron dos sevillanas al término del capítulo dedicado al XXVº aniversario de la bendición de la imagen “Sentaíta” de María Auxiliadora.

Si algo le faltaba todavía a este pregón, si todavía quedaba un resquicio por donde insertar un pellizco de dulzura al mismo, este quedó colmado cuando, hablando de María como Madre, el pregonero resaltaba el papel de las madres cuando rezan con sus hijos al llevar a estos cada noche a la cama. Así el pregonero comenzó a llamar niños al altar, que se fueron acercando: su hijo, sobrinas y los hijos de sus amigos y de los miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad, con quienes compartió unos segundos de emoción. Mientras una de las niñas (Belén Puerta González, sobrina del pregonero), leyó unos versos de buenas noches, Francis entró en un paréntesis, viajó fuera del lugar, permaneció presente en cuerpo, pero su alma marchó por un instante hasta allá donde su mente quiso alcanzar. Como también viajó, aludiendo a su niñez durante el último tramo de su pregón, y como especialmente lo hizo, cuando recordó, el día que marcó toda una vida en el discurrir natural del tiempo de Francis, aquel en el que dijo a su mujer: "Teresa, contigo a donde tú quieras"... Y Teresa le devolvió una vida a su lado.

Aún con los niños en el altar, acompañó a la presentadora y Manuela González Ruiz en una nana que, a la par que mecía los espíritus, emocionó, y de qué manera, al respetable público asistente en el Convento.

Y, finalmente, culminó con un capítulo dedicado a la jornada de romería, con el momento más emotivo que puso, cuando sus dedos no pasaban las páginas de su pregón, sino solo acariciaban acordes de vida hacia su mujer y su niño: Teresa, con su hijo en brazos, a quien Francis le había dedicado parte de su pregón anteriormente, cantó junto a su marido. Un momento que quedará a buen seguro en la retina de todos, y a fuego en el corazón de un Francis, que besaba emocionado a su mujer y su hijo tras el especial momento.

Entre interpretación e interpretación, apoyaba la guitarra de nuevo en su atril, y con ella descansaba un trocito de emoción, mientras esta reposaba ansiosa de ser de nuevo tomada con el cariño de quien hoy no la tocaba, la estaba acariciando.

Y con cuatro particulares “vivas” a la Virgen y el tradicional “He dicho”, culminó su particular anuncio de las fiestas. Sonó el Himno Nacional, se cantó el “Rendidos a tus plantas” a la Señora y los asistentes se acercaron a felicitar a Francis J. González por su pregón. A la salida todos compartían la misma impresión, y similar al título y reflexión que abre en su entradilla esta humilde crónica: no solo emocionó, sino que fue algo diferente.

El pregón contó con la presencia de Rvdo. Sr. Cura Párroco, Alcalde, Tte. de Alcalde, Delegadas de Cultura y de Fiestas Populares, portavoz del Grupo Municipal Socialista, Presidente de Cruz Roja, Hermanos Mayores de las distintas Hermandades y Asociaciones Parroquiales entre otras personalidades.

Francis ha elaborado un libro con el texto del Pregón de las Fiestas y Romería de María Auxiliadora 2013, y una crónica histórica de la devoción a la Virgen Auxiliadora en Fuentes de Andalucía. Pueden adquirirlo, por un donativo a la restauración de la Iglesia Parroquial de Santa María la Blanca, en la Oficina de Turismo, en la confitería "Carrera", o durante los días de actos y cultos de la Hermandad.

 

ENLACE A TODAS LAS PUBLICACIONES DE ROMERÍA 2013: Hacer Click en las imágenes para acceder a las publicaciones

 

* GALERÍA GRÁFICA DEL ACTO: Hacer Click en imagen para acceder

* VIDEO REPORTAJE: ENTREVISTAS A FRANCIS, SU MUJER, PARTICIPANTES Y ASISTENTES A PRESENTE PREGÓN: En breve

* VIDEO ÍNTEGRO DEL PREGÓN:

 

* VIDEO REPORTAJE ROMERÍA 2013:         * Texto del Pregón:

 

* Calendario actos y cultos:   * Presentación Cartel:

 

* Conmemoración Aniversario:    * Llegada tras restauración:  



* Galería Gráfica Procesión:    * Galería Gráfica Eucarísta XXVº Aniversario: 

 

* Estreno de nueva parihuela:    * Pregonero de las Fiestas y Romería:      

 

* Logotipo: