Cuando todo apuntaba a los primeros puntos a domicilio... C.D. Soleá (2-1) C.D. Fuentes

Sin duda, todo estaba saliendo a pedir de boca. El equipo se adelantaba en el marcador fuera de casa por primera vez en la temporada. La suerte estaba acompañando, y un inspirado José Mari dejaban en nada las ocasiones que disponía el rival.

Todo apuntaba a que por fin llegaría el día en el que el equipo sumara como visitante, y además lo hiciera tras una última victoria en casa lo que significaría afianzarse, tanto en la tabla, como en unos ánimos que han recuperado en casa pero que a domicilio no terminan de emerger merced a los precedentes.

A mediados del primer tiempo (min 33), Manolo L. adelantaba al conjunto azulino. Este hecho, en vez de insuflar positivamente a los suyos todo ánimo que viniera acompañado de buen juego, significó el más absoluto de los contrarios: el tanto espoleó a un rival que hasta entonces había permanecido dormido. Fue entonces cuando Soleá despertó del letargo y comenzó a mostrar su mejor cara: fruto de ello comenzaron a llegar las mejores ocasiones para el conjunto local, y en estas lograba la igualada.

La segunda parte comenzó con la misma línea aparcada en los primeros cuarenta y cinco minutos. El conjunto de San Pablo veía cada vez más cerca el segundo tanto, cuando en esas apareció el meta fontaniego, José Mari, para encumbrarse como el mejor del cuadro visitante, y casi como el héroe del choque. Detuvo todo lo que merodeaba el área rival, hasta que, en el ecuador de la segunda parte, llegaba su momento más álgido deteniendo un penalti al cuadro local, firmando un espectacular partido bajo los palos. Todo parecía indicar que el punto no se escaba del zurrón fontaniego. Pero los de Camilo León no están teniendo esa pizca de fortuna que se necesita para ganar los partidos fuera de casa, y cuando menos se esperaba el desequilibrio en el marcador, llegó la puntilla del plantel local, que sentenciaba el choque subiendo el segundo al luminoso.

A pesar de todo, muy buen encuentro del conjunto fontaniego que vislumbra claros visos y síntomas de mejoría en todas las facetas y niveles del juego. Si sigue manteniendo el feudo local como un fortín, a buen seguro, con la confianza que aportan las victorias y los puntos, el equipo comenzará a sumar fuera de casa. En este encuentro ha estado muy cerca... al siguiente va la vencida.