La crisis mundial también golpea a Fuentes de Andalucía

No es posible escaparse de este azote financiero, que desde Canadá hasta la Corea más oriental sufre sus consecuencias. El complejo sistema de mercados sin control ni reglas de juego, la economía financiera desbordando a la real sumado a las modernas fórmulas de inversión y especulación, está descontrolando un mundo ya no heterogéneo, sino más bien bipolar; unos tienen y otros no.

El planeta puede organizarse en dos parcelas: los desarrollados y los no desarrollados. Y la presente crisis, desborda con creces unas anteriores que en comparación a la actual, no sólo es que aquellas fueran coyunturales y la actual sistémica y mundial (gracias a la "maravilla" de la globalización, mal utilizada y entendida) es que ya casi ni deberían denominarse tal; hablamos de aquellas del final del siglo XIX (1883), el crack del 29 ó las más recientes: la del petróleo del 73 o los tigres asiáticos del 1997.

Sin embargo, estas últimas, han quedado como meros estadios o simples fluctuaciones del proceso conformador del orden mundial que nos atañe y, en cambio, la que nos merodea es un mal endémico a todos los niveles y escalas, sin precedentes remotos, parecidos, análogos o similares.

Pues bien, España ni va a ser diferente al resto de países, ni Fuentes de Andalucía con la cifra más alta de desempleo registrado en la reciente historia (de los últimos siete años, 511 parados en el pasado mes de enero), va a ser más o menos que el país en el que se aloja su término municipal y, por ende, las cifras de desempleo (más de 3.000 solicitudes se registran en el Ayuntamiento) son fiel reflejo o mal producto de la situación en la que se encuentra actualmente nuestro sistema financiero.