Fuentes de Andalucía, como ya es tradición, celebra la festividad en honor a San Juan Bautista

   La celebración de la natividad de San Juan parece estar vinculada a lo sobrenatural, es la noche más corta del año y coincide con el solsticio de verano. El origen de esta celebración se remonta a tiempos muy antiguos, nos  situamos en un periodo anterior al cristianismo donde se practicaban todo tipo de ritos vinculados a la purificación, a la fecundidad, a la petición de bonanzas y al alejamiento de males.   

   Con la llegada del Cristianismo, esta fiesta se asoció al nacimiento de San Juan Bautista, cuyo padre, Zacarías, anunció a sus familiares la buena nueva encendiendo hogueras y saltando sobre ellas. El día del nacimiento de San Juan Bautista también está vinculado a hechos sobrenaturales, ya que se cuenta que el día que nació San Juan Bautista, su padre Zacarías recuperó la voz, tras haberla perdido al dudar que su mujer estuviera embarazada.   

   Según las creencias indoeuropeas, había varias costumbres en el día de San Juan, que aseguraban la salud y la protección para el resto del año.

   Algunas de estas costumbres eran bañarse o pasear descalzo sobre el rocío, hecho que aseguraba salud todo el año, adornar con ramas de pino y fresno las puertas y ventanas, que protegía la casa, o alfombrar los umbrales con hierbas y flores, que salvaguardaba de las enfermedades.   

   En Fuentes de Andalucía, todas estas tradiciones cobran vida al celebrarse el 24 de junio, los Altaritos de San Juan. Esta fiesta reúne las antiguas tradiciones relacionadas con el agua y las flores y las matiza con características propias de la idiosincrasia de los fontaniegos. La fiesta consiste en montar pequeños altares dedicados al Santo por las calles fontaniegas, éstos se decoran con flores y mantones de manila con bordados preciosos, ajuar de cerámicas y metal, y estampas de Santos y el vaso con el agua y el huevo. El altar lo preside normalmente una imagen de San Juan, y al pie de éste se sitúa un barreño de barro con agua y pétalos de flores para que los vecinos y visitantes se mojen la cabeza y así, según cuenta la tradición oral, evitar los resfriados y males mayores.

   Tenemos que resaltar la peculiaridad de esta fiesta en Fuentes de Andalucía, ya que se celebra solamente con agua y la mañana de San Juan, cuando prácticamente la celebración en todo el territorio español es con fuego y la noche de San Juan.

   Su llegada anuncia el preludio del verano; es una procesión dedicada al Santísimo Sacramento, se celebra una misa y a continuación, procesiona por las calles más centricas del pueblo, que ya desde la noche anterior han adornado sus balcones, fachadas y el suelo lo cubren con un manto verde  de hierba.

   El Santísimo Sacramento va acompañado en su recorrido por todo un cortejo de niños que en ese año han comulgado con Cristo, por mayores que realizan todo el camino como si de una penitencia se tratara y acompasado armónicamente por la banda de música.

   Las Cofradías dedicadas al Santísimo tienen su origen en el S. XVI, pero la vinculación de ésta con la Parroquia se remonta al S. XVIII en el que alcanzó su maximo esplendor; invirtieron casi todo su capital en piezas de orfebrería tales como la actual Custodia Procesional para cumplir la finalidad de adoración y culto eucarístico.

   En la actualidad el culto al Santísimo viene  regído por un grupo de mujeres de la feligresía, aunque la Procesión del Corpus es organizada por un grupo de jovenes de la comunidad parroquial, con la colaboración de las  diferentes Hermandades de Semana Santa.

   Esta festividad ha alcanzado un magnifico esplendor, sobrepasando los límites locales y exornándose el recorrido de la Procesión magnificamente, gracias a la dedicación y el trabajo de los vecinos, que se esfuerzan desde varios días antes para que todo éste listo el día de la festividad.

   Los diferentes altaritos son realizados por los propios vecinos de Fuentes de Andalucía en los portales de las casas, o por las hermandades de penitencia o de gloria durante toda la mañana del 24 de junio por las calles de Fuentes de Andalucía.