El resultado de las elecciones puede variar la conformación plenaria. La fecha límite para la resolución definitiva es el 6 junio

  Las presentes elecciones municipales están suscitando diversos debates internos y controversias jurídico-políticas a la par que fallos y complicaciones de formalismo cuyo desenlace definitivo concluirá el día dos de junio.

  Tras el estricto y riguroso empate técnico resultante del mismo número de votos (1.790) para ambas formaciones políticas mayoritarias, NIVA Y PSOE, una denuncia ante los órganos rectores, concluyó con el veredicto de la Junta Electoral dejando constancia de una igualdad y paridad de votos de ambas formaciones, resultado: empate técnico. Aunque no sería un empate técnico en términos exactos, ya que  el PSOE tendría un voto más, por lo que con mayoría simple habría ganado las elecciones. De los cinco votos nulos presentados, los cinco han sido aceptados, tres han sido para PSOE, y dos para NIVA, por lo tanto,  a día de hoy ganaría por un voto el grupo socialista.

  Sin embargo, esta decisión ha sido recurrida recientemente, por lo que dicho fallo, no tiene validez absoluta, es provisional aunque efectiva actualmente, hasta la fecha indicada para la resolución del mismo, en esta ocasión por el Junta Electoal Central (JEC), la fecha límite para resolver dicho órgano es el próximo seis de junio.

  Este hecho, puede modificar el resultado definitivo, ya que, en el caso de obtenerse una mayoría, aunque sería simple a todos los efectos, puede conformarse equipo de gobierno, y gobernar sin necesidad de pactos iniciales. Finalmente, esto podría determinar futuros pactos, ya que NIVA o PSOE podrían por tanto gobernar con simple, y en este caso, el PP (el tercer partido en discordia con un escaño) podría quedarse fuera del juego político a la hora, claro está, de conformar el equipo de gobierno, ya que posteriormente podría ser determinante para aprobar, abstenerse o votar en contra, diferentes normas o proyectos desde el mismo instante que el equipo de gobierno sea efectivo de pleno derecho.

   Por último, y no por ello menos importante,  la sentencia definitiva, podría no significar nada, ni tener trascendenca de gobierno, ya que, si se produjera cualquier pacto entre PSOE o NIVA, con el PP (imposible en el caso de PSOE acogiéndonos y atendiendo al último comunicado de su candidato a la Alcaldía, Manolo González (click para leer), produciría automáticamente una mayoría absoltua inalcanzable para la formación que no pactara, pudiendo por tanto gobernar, cualquiera de dichas opciones unidas entre sí, a expensas de quien obtuviera finalmente la mayoría simple, pues no podría gobernar aún obteniéndola.