Campaña tráfico primavera-verano: "No podemos ponernos el casco por tí"

El casco es un elemento de protección y seguridad fundamental. Durante el pasado año fallecieron 455 motoristas en accidentes de carretera, una cuarta parte de estos no utilizaban el casco. Por ello, dese la Delegación de Seguridad del Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía y la Dirección General de Tráfico, inician una nueva campaña de concienciación y vigilancia para incrementar el uso de este elemento entre los usuarios de motocicletas y ciclomotores. Dicha campaña tendrá lugar durante los meses de verano.

AYER VOLVIÓ A NACER

'No podemos ponernos el casco por ti'

Bajo este lema el pasado día 21 de Marzo, se inició esta campaña informativa dirigida a motoristas, padres y familiares, ya que de forma directa o indirecta nos repercute a todos.

Dicha campaña coincide con el comienzo del verano, ya que en estas fechas calurosas algunos usuarios de motos y ciclomotores prescinden del casco debido a las altas temperaturas. De esta manera, se pretende concienciar de los riesgos que conlleva la conducción de este tipo de vehículos sin la correspondiente protección, el casco. Para colaborar en esta campaña se ha invitado a los Servicios de Tráfico, Guardia Civil y Policia Local, que tienen transferidas las competencias en materia de tráfico.

En esta campaña, es necesaria la colaboración de todos, para que sea más extenso y efectivo el uso del casco por todos los usuarios de ciclomotores y motocicletas tanto en nuestra localidad como en carretera; así como dar a conocer los perjuicios que pueden derivarse de la falta de su uso.

La campaña alcanzará los medios de comunicación de la localidad, establecimientos, talleres, Internet, televisión, así como un anuncio en la página municipal del Ayuntamiento donde están recogidas todas las ventajas de la utilización del casco por todos los usuarios de motos y ciclomotores.

El uso del casco en cifras:

•  En caso de accidente, el casco es el único elemento de protección capaz de evitar las lesiones en la cabeza, sin duda las más graves. Su uso reduce las muertes en un tercio y evita dos de cada tres lesiones cerebrales. Este tipo de lesiones produce el 85 % de los muertos y la mitad de los heridos de motos y ciclomotores.

•  La obligatoriedad de utilización del casco ha reducido el 25% la mortalidad en zona urbana. Sin embargo, su uso sigue sin estar generalizado. El año pasado, en nuestras carreteras, murieron 455 personas. De ellas, una cuarta parte no lo usaba, un porcentaje que no varía sustancialmente entre vías urbanas e interurbanas.

•  El conjunto 'zona urbana + ciclomotor' se dibuja como el peor de los escenarios posibles en cuanto a utilización del casco y, consecuentemente, dónde más accidentes con consecuencias graves se producen. •  En las motocicletas el 85% de los conductores lo usa correctamente, el 6,4% lo lleva mal puesto y el 8% no lo usa. Entre los pasajeros el incumplimiento es mayor: en ciudad solo lo usa el 61%.

•  En los ciclomotores, el 66,4% de los conductores lo utiliza correctamente, el 16,7% lo lleva mal puesto y el 17% no lo lleva. También entre los pasajeros se usa menos: sólo lo lleva la mitad en carretera y el 36% en ciudad.

•  Por comunidades el uso del casco está por debajo de la media nacional en Andalucía, Comunidad Valenciana, Illes Balears, Canarias y Extremadura.

•  El 77% de los accidentes de moto y ciclomotores ocurre en zona urbana.

•  La colisión frontolateral es el tipo de accidente más frecuente (40% en ciclomotores y 32% en motocicletas). Las salidas de la vía se sitúan en un 8% para ciclomotores y 12% para motocicletas.

•  Junio y julio son los meses donde se registran más accidentes de ciclomotor. Mayo, junio y julio, de motocicleta.

•  Finalmente, por tramos de edad del conductor, en ciclomotor son los de 18 a 24 años los que más a menudo se ven implicados en accidentes (38%). En motocicletas, el tramo de mayor accidentalidad es el de 25 a 34 años (42%).

•  Durante la campaña anterior, la Guardia Civil denunció a 30.228 usuarios de motos o ciclomotores por no utilizar casco. Y en los cuatro primeros días de aplicación del sistema de permiso por puntos la Guardia Civil ha formulado 462 denuncias por incumplimiento de esta norma, lo que supondrá la pérdida de 3 puntos para cada uno de los conductores denunciados.

De los 455 motoristas que murieron en accidente durante el año anterior, 190 no llevaba puesto el casco, mientras que en zona urbana, casi el 50% de los muertos viajaba en un vehículo de dos ruedas y el 31% no llevaba el casco. Con el objetivo de incrementar el uso del casco y reducir la siniestralidad en carreteras y zonas urbanas, los ayuntamientos con la Dirección General de Tráfico ponen en marcha una campaña divulgativa durante el verano con el lema "No podemos ponernos el casco por ti".

Esta campaña, que coincide con la llegada del buen tiempo, tendrá mayor incidencia donde se realizaran controles para sobre el cumplimiento y la obligación de usar el casco. El objetivo es realizar el mayor número de controles de conductores de motocicletas y ciclomotores.

Durante 2010, la Guardia Civil denunció a 44.963 usuarios de motos por no utilizar el casco. La multa por no utilizar el casco tanto en conductores como en pasajeros es de hasta 91 euros. Por ello, para un motorista su único elemento de protección para la cabeza en caso de accidente es el casco. Su uso reduce las muertes en un tercio y evita dos de cada tres lesiones cerebrales. Este tipo de lesiones produce el 85% de los muertos y la mitad de los heridos de motos y ciclomotores.

En la actualidad, debido a la nueva normativa que permite conducir motos de menos de 125 cc con el carné de coche, se ha producido un fuerte incremento de la matriculación de este tipo de vehículos, llegando algunos meses al 90%.

Con el casco, un 25% menos de muertes:

Es importante saber que la obligatoriedad de usar el casco ha reducido en un 25% la mortalidad en zona urbana, aunque su utilización sigue sin estar generalizada. Motocicletas y ciclomotores suponen el 14% del parque automovilístico español pero registran el 30% de los heridos y el 14% de los muertos. En 2004 murieron 415 personas y de ellas una cuarta parte no llevaba puesto el casco. Según datos de uso del casco en zona urbana ofrecidos por la DGT hay que destacar que:

•  En las motocicletas, el 85% de los conductores lo usa correctamente, el 6,4% lo lleva mal puesto y el 5% no lo usa. Entre los pasajeros el incumplimiento es mayor: en ciudad solo lo usa el 61%.

•  En los ciclomotores, el 66,4% de los conductores lo usa correctamente, el 16,7% lo lleva mal puesto y el 17% no lo lleva. También entre los pasajeros se usa menos: sólo la mitad lo lleva en carretera y el 36% en ciudad.

•  Andalucía, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Canarias y Extremadura son las comunidades donde el uso del casco está por debajo de la media nacional.

¿QUÉ PUEDE OCURRIR SI NO LLEVO PUESTO EL CASCO?

Lo más importante es que no te protegerá la cabeza en caso de accidente. El artículo 118.1 del Reglamento General de Circulación dice que los conductores y pasajeros de motocicletas y ciclomotores deberán utilizar adecuadamente cascos de protección homologados cuando circulen por vías urbanas e interurbanas.

Si se incumple esta norma, tanto el conductor como el pasajero estarán sancionados con una multa de hasta 91 euros y además los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico podrán inmovilizar el vehículo, moto o ciclomotor al considerarse un grave riesgo para las personas conducir sin casco. Esta medida será levantada inmediatamente después de que desaparezcan las causas que lo motivaron.

Cuando entra en vigor el sistema de permiso para conducir por puntos, la sanción por no utilizar el casco resta dos puntos del crédito al conductor infractor.

•  El viernes, es el día de la semana con mayor siniestralidad en ambos vehículos. El fin de semana (viernes, sábado y domingo) contabiliza más del 40% de los accidentes.

•  Por tramos de edad del conductor, en ciclomotor son los de 18 a 24 años los que más a menudo se ven implicados en accidentes (38%). En motocicletas, el tramo de mayor accidentalidad es el de 25 a 34 años (42%).Por ello desde las diferentes administraciones se hace hincapié para que desde todos los ámbitos, incluidos el familiar, se inculque a todos sobre el uso y la necesidad de la utilización del casco como medio seguridad en el ciclomotor y la motocicleta.