Los fontaniegos emigran a Francia

Los ciudadanos de Fuentes de Andalucía, cargados de ilusiones, viajan hacia tierras francesas, con el propósito de obtener unos ingresos que ayuden a paliar la crisis económica.

Si antes era habitual la marcha de los vecinos fontaniegos a las campañas de vendimias para traerse un dinero extra, ahora la crisis parece aumentar el número de personas que viajan en esta ocasión a tierras Francesas, en concreto a Perpinang.

Son tres los tipos de campaña que se establecen al año, la poda de diciembre a marzo, la recogida de la fresa, de mayo a Julio y esta de la vendimia,  de septiembre a octubre.

La hora en el campo se paga a 4 euros y medio, lo que supone obtener unos 45 euros en 10 horas de trabajo, mientras que en este tipo de campañas en el extranjero se paga a casi 9, lo que significa ingresar el doble, unos 100 euros diarios.

Las mujeres trabajan entre 10 y 11 horas diarias, y los hombres entre 14 y 15,  lo que representa para una pareja, ingresar unos 5.000 euros el mes durante el periodo que durará esta campaña, o lo que es lo mismo hasta el próximo 5 de Octubre.

No es mucho el equipaje que llevan, una maleta y una nevera,  pero si es mucho lo que dejan atrás, niños, familia y su casa, aunque la recompensa del dinero que traerán de vuelta hará olvidar un viaje que volverán a realizar unos en diciembre, para la poda, otros en marzo, para la fresa, y otros de nuevo el próximo año por esta misma fecha, para la recogida de la uva, en la campaña de la vendimia.

El autobús finalmente se marcha, unos con caras largas y otros más animados, mientras sus familiares y amigos se despiden de ellos, deseándoles un feliz regreso de nuevo a casa.