Ejecutada casi en su totalidad la planta termosolar en Fuentes

Una torre central de 140 metros, que ya brota en la Campiña, permitirá captar los rayos del sol con una tecnología que se usa por primera vez en el mundo a escala comercial.

PARA VER LA ENTREVISTA A JUAN MARTÍNEZ Y LA CORRESPONDIENTE NOTICIA AUDIVISUAL (Click Aquí)

En pleno corazón de la comarca de la Campiña, la empresa Torresol Energy completa actualmente su plataforma solar, que brota ya en el plano horizonte con una torre de 140 metros que supone, además, el estreno de esta tecnología en Andalucía. Su construcción en Fuentes de Andalucía, con una inversión de 300 millones de euros, se encuentra ya al 70% y su entrada en funcionamiento será en 2011.

Sin embargo, los datos que para este municipio de poco más de 7.000 habitantes son claves, corresponden a los empleos: 1.500 durante la construcción, que luego se reducirán a medio centenar para operación y mantenimiento.

Desde la empresa exponen que esta plataforma solar se caracteriza por emplear "una tecnología de torre central y helióstatos e incorpora innovaciones, tanto para la recepción de la energía solar como para el almacenamiento del calor en sales fundidas", en un sistema capaz de alcanzar temperaturas superiores a 500 grados.

Se trata de "la primera plataforma solar a escala comercial que aplica este tipo de tecnología en el mundo", residiendo su relevancia en su singularidad, ya que abre el camino a una nueva generación dentro del sector termosolar.

Gemasolar es el nombre de este proyecto bandera de Torresol Energy y que será capaz de producir energía eléctrica para abastecer a 25.000 hogares y reducir en más de 30.000 toneladas al año las emisiones de CO2 a la atmósfera.

La energía eléctrica generada se enviará mediante una línea de alta tensión a la subestación de Villanueva del Rey, donde se inyectará a la red, según agregan desde la empresa.

Es éste el primer proyecto de Torresol Energy desarrollado con tecnología de torre central y helióstatos. La mayoría de las plantas solares termoeléctricas en desarrollo carecen de capacidad de almacenamiento, por lo que sólo pueden funcionar en horas de insolación. Este proyecto, en cambio, dispone por primera vez de un sistema de almacenamiento, el citado de las sales fundidas a alta temperatura, que permite extender el periodo de funcionamiento.

El calor recogido por las sales fundidas servirá para la generación de vapor y así producir la energía eléctrica. El excedente de calor, acumulado durante las horas de insolación, se conservará así en el tanque caliente. Esto permitirá seguir produciendo electricidad incluso cuando no hay radiación. Gracias a este sistema, la autonomía de Gemasolar será el triple de lo común, de unas 15 horas, durante las cuales la plataforma solar podrá seguir produciendo sin