Campaña contra el ruido, el vandalismo, el exceso de velocidad y la venta de alcohol a menores

Esta falta de civismo ha supuesto destrozos en mobiliario urbano por valor de 50.000 euros que tendrán que asumir los ciudadanos de este municipio.

 La guardia civil, la Policía Local y el Ayuntamiento han planificado la puesta en marcha de 4 planes durante este verano  para abordar con sanciones de diversa índole  a aquellos incumplimientos de  la normativa en relación a esta falta de civismo que ha supuesto destrozos en mobiliario urbano por valor de 50.000 euros que tendrán que asumir los ciudadanos de este municipio.

 Las sanciones serán de cuantías elevadas de forma que irán siendo mayores si se reincide, llegando incluso a la retirada del vehículo o al cierre del local. De igual manera a aquellos ciudadanos que produzcan daños en el mobiliario urbano, pintadas, roturas, etc, además de grandes sanciones económicas podrán ser destinados a realizar servicios sociales para la comunidad.

 El ruido procedente de algunos bares y fiestas colectivas hace imposible el descanso de los vecinos del entorno. Hay que saber conjugar la diversión, el horario de apertura de estos bares y fiestas, con el derecho al descanso. Y Dado que en algunas situaciones esto no se respeta los cuerpos de seguridad procederán a denunciar en un primer momento hasta ordenar el cierre definitivo de  los locales infractores si se reincide en los incumplimientos.

 De igual manera hay establecimientos que a pesar de conocer la normativa y de haber sido advertidos en reiteradas ocasiones, siguen con la práctica ilegal y poco ética de vender bebidas alcohólicas a jóvenes menores de edad. Estos comportamientos suponen un grave riesgo para la salud de nuestros jóvenes y las sanciones emitidas por la Subdelegación del gobierno son muy elevadas y contundentes.

 Unas sanciones que irán aumentando si se reincide, llegando incluso a la retirada del vehículo o al cierre del local. De la misma forma aquellos ciudadanos que produzcan daños en el mobiliario urbano, pintadas o rupturas, además de grandes sanciones económicas podrán ser destinados a realizar servicios sociales para la comunidad.

 En los últimos tiempos se ha venido detectando un importante incremento en el vandalismo entre determinados jóvenes. Un vandalismo sin sentido que a día de hoy ha supuesto para las arcas municipales un coste de  en torno a 50.000 euros en reposición del mobiliario urbano, en concreto Se han hecho daños y destrozos en:

* Alameda (nuevos columpios, flores…)

* En Urbanización junto al campo de fútbol (en farolas, bancos, beberines Y PLANTAS)

* Parque romería (vallas, juegos, aseos, árboles…)

* Parque El Barrancón (caseta, mesas, papeleras Y ARBOLES

* En el Paseo San Fernando (columpios, bancos, papeleras, farolas…)* En las Señalizaciónes turísticas (roturas, pintadas…)

* Parque Cascabeles

* Y en la nueva Caseta municipal (rotura de cristales en vantanas y azulesjo por pedradas…)La permisividad ante estas posturas nada cívicas va a ser nula. La determinación del ayuntamiento es firme. Quienes sean sancionados por estas conductas antisociales y sin sentido en perjuicio del  conjunto de los ciudadanos pagarán con creces su irresponsabilidad.

Ya que no sólo se trata de daños al mobiliario urbano, con el consiguiente coste económico que pagan todos los vecinos, sino que por ejemplo la conducción temeraria con exceso de velocidad pueden causar un grave daño y una desgracia en cualquier familia.

Aunque desde el ayuntamiento se hace una llamada de aviso para que se actúe con civismo y con responsabilidad para evitar procesos sancionadores se insiste también en que por parte del conjunto de ciudadanos se denuncien estas conductas peligrosas, imprudentes e insensatas.