El Consorcio Plan Écija, al que pertenece Fuentes de Andalucía, inicia una campaña por el buen uso del agua

Comparte esta noticia en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

“El agua no es inagotable; úsala con moderación” ¡¡Por favor!!, con este lema  el Consorcio de Abastecimiento y Saneamiento Plan Écija, al que pertenece Fuentes de Andalucía, ha iniciado una campaña por el buen uso del agua entre los municipios en los que gestiona el suministro de agua en baja.

El Plan Écija repartirá una serie de trípticos informativos en los que recuerda que los recursos del agua no son para nada inagotables y es preciso conservarlos, administrarlos con coherencia y, a ser posible, acrecentarlos.

Es fundamental tener en cuenta que toda el agua que utilizamos se convierte de inmediato en agua residual. El tratamiento del agua residual es muy costoso y lo soportamos entre todos, por lo que es necesario un buen uso del agua.

El Consorcio recomienda evitar malos hábitos en el aseo personal, como dejar el grifo abierto al lavarse los dientes, afeitarse y limpiar las cuchillas o enjabonarse en la ducha, costumbres que desperdician alrededor de 12 litros por minuto; en la cocina, se recomienda evitar limpiar los platos bajo el grifo en el fregadero o usar el lavavajillas a media carga, malas costumbres en las que se despilfarran unos 60 litros de agua; también se señala que no se deben regar las plantas con manguera, ni usar la lavadora sin toda su capacidad de carga, arrojar papeles al WC y tirar de la cadena, lavar el automóvil sin cubo ni cuidar los grifos para que no goteen.

Estas malas costumbres desperdician mucha agua. En concreto, se puede llegar a tirar, sin necesidad, más de la mitad del agua que se usa a diario en casa. Por eso, el Plan Écija recomienda unas sencillas costumbres para evitar ese despilfarro, como usar un vaso para enjuagarse al lavarse los dientes, llenar la mitad del lavabo para limpiar las cuchillas al afeitarse, ducharse en lugar de llenar la bañera y cerrar la ducha al enjabonarse, no dejar que los restos de comida se sequen en platos, vasos y cubiertos, sino lavarlos recién usados porque es más fácil retirarlos, usar una regadera para regar las plantas, utilizar la lavadora a plena carga, no arrojar papeles al WC, poner difusores en los grifos, lavar el coche en establecimientos autorizados y vigilar el goteo de grifos y cisternas.